Cercar en aquest blog

divendres, 25 de desembre de 2015

Robert Ripley

dibuixos claudi
Entro, via viquipèdia, en el món de Robert Ripley, perquè em plau recordar avui, 25 de desembre de 2015, el perfil biogràfic d'aquest creador polifacètic nascut el 25 de desembre de 1890.


Robert LeRoy Ripley, (25 de diciembre de 1890 - 27 de mayo de 1949). Fue un caricaturista estadounidense, empresario y antropólogo amateur. Creó la sección periodística Aunque usted no lo crea, en donde se mostraban cosas asombrosas que sucedían alrededor del mundo.


Fue un ilustrador, dibujante, explorador, periodista, aventurero, colecionista y sobretodo buscador de lo raro e inusual. Su vida se podría resumir a la frase que él polularizo : ¡Aunque usted no lo crea! 


Ripley fue uno de los personajes más famosos en el mundo durante la primera mitad del siglo XX. 


  
Jugó béisbol semi profesional y tambien ilustró carteles de publicidad de los juegos. A los 14 años vendió su primera caricatura a la revista LIFE por 8 dólares. Y a los 15 Ripley estaba trabajando en el boletín de San Francisco. En 1913 se mudó a Nueva York y comenzó a trabajar en el Globe de Nueva York, dibujando caricaturas deportivas. Después de haberlo hecho por varios años decidió elaborar una caricatura llamada "Champs y Chumps" que se trataba de 9 eventos inusuales, luego, le cambió el nombre a Believe it or Not. Una vez que la caricatura se hizo mu famosa Ripley se convirtió en un viajero del mundo y lo que buscaba eran pequeñas historias raras e inusuales para poner en su función de renombre internacional.


El viajó por todo el mundo y se convirtió en un viajero copulsivo e inalcanzable.Fue durante esos viajes en los que estuvo recojiendo y recolectando muchos recuerdos extraños e increíbles que después de poco tiempo se volvieron una extraña colección.


Ripley dijo esta frase después de haber recorrido países alrededor del mundo :"He viajado en 201 países y lo más extraño que vi fue el hombre". Ripley era conocido como extremadamente excentrico, aunque también era muy tímido. 
 
 
Pensaba que los fumadores eran malos pero aún así el era un gran bebedor y un mujeriego.
 
 
 
A la edad de 58 años, mientras estaba grabando su episodio número 13 de su prograa de televisión, que se trataba de la muerte y los rituales de muerte, se desmayó durante el programa, fue llevado al hospital y después de tiempo se le declaró muerte por a un ataque al corazón.
 
 
 
Delirante, increíble, extravagante... muchas de las ocurrencias que figuran en la longeva serie Ripley´s Aunque Usted no lo Crea! parecen de mentira, pero son reales. Un compendio de los datos más curiosos del mundo, el cual ha probado ser popular a lo largo del tiempo. Pero, ¿cómo comenzó todo esto?
Robert LeRoy Ripley nació el 25 de diciembre de 1890. Para los 20 años se había convertido en dibujante y a los 28 ya se encontraba trabajando para el New York Globe, desarrollando una tira de historietas deportivas. El comic - llamado Champs and Chumps - trataba sobre curiosidades y anécdotas del deporte, aunque Ripley siempre le agregaba material no relacionado. Como la tira resultó ser bastante popular, Ripley la renombraría como Aunque Usted no lo Crea! en 1919, y en 1923 pasaría al New York Evening Post tras el cierre del Globe. Para ese entonces Ripley había contratado a un ayudante, Norbert Pearlroth, el cual se pasaba días enteros dentro de la biblioteca pública de Nueva York, buscando curiosidades para la tira diaria. Pearlroth sería el principal investigador de Ripley durante los siguientes 56 años.
Pero el pico de popularidad de Ripley vendría en 1927, poco después del histórico viaje a través del Atlántico que realizó Charles Lindbergh. En su columna Ripley publicó que Lindbergh era tan sólo la persona número 67 en hacer el viaje aéreo transatlántico, y la noticia desató la furia popular, llegando millones de cartas de protesta a la redacción del diario. El dato de Ripley era cierto: antes que Lindbergh, 32 personas habían cruzado el Atlántico en un dirigible inglés y otras 32 a bordo de un zeppelin alemán. Lo que sí, Lindbergh era el primero que lo había cruzado solo.
- See more at: http://www.datacraft.com.ar/notas-robert-ripley.html#sthash.bnNMb5WQ.dpuf

 
Sistema Isis Smart Sales - toma de pedidos de venta desde celulares Blackberry
 
software de gestion y facturacion
Delirante, increíble, extravagante... muchas de las ocurrencias que figuran en la longeva serie Ripley´s Aunque Usted no lo Crea! parecen de mentira, pero son reales. Un compendio de los datos más curiosos del mundo, el cual ha probado ser popular a lo largo del tiempo. Pero, ¿cómo comenzó todo esto?
Robert LeRoy Ripley nació el 25 de diciembre de 1890. Para los 20 años se había convertido en dibujante y a los 28 ya se encontraba trabajando para el New York Globe, desarrollando una tira de historietas deportivas. El comic - llamado Champs and Chumps - trataba sobre curiosidades y anécdotas del deporte, aunque Ripley siempre le agregaba material no relacionado. Como la tira resultó ser bastante popular, Ripley la renombraría como Aunque Usted no lo Crea! en 1919, y en 1923 pasaría al New York Evening Post tras el cierre del Globe. Para ese entonces Ripley había contratado a un ayudante, Norbert Pearlroth, el cual se pasaba días enteros dentro de la biblioteca pública de Nueva York, buscando curiosidades para la tira diaria. Pearlroth sería el principal investigador de Ripley durante los siguientes 56 años.
Pero el pico de popularidad de Ripley vendría en 1927, poco después del histórico viaje a través del Atlántico que realizó Charles Lindbergh. En su columna Ripley publicó que Lindbergh era tan sólo la persona número 67 en hacer el viaje aéreo transatlántico, y la noticia desató la furia popular, llegando millones de cartas de protesta a la redacción del diario. El dato de Ripley era cierto: antes que Lindbergh, 32 personas habían cruzado el Atlántico en un dirigible inglés y otras 32 a bordo de un zeppelin alemán. Lo que sí, Lindbergh era el primero que lo había cruzado solo.
La repercusión de la anécdota de Lindbergh llamó la atención del magnate de los medios William Randolph Hearst - propietario, entre otras cosas, de la King Features Syndicate, la cual producía comics y otros materiales de entretenimiento sindicados a diarios de todo el mundo -, quien reclutó a Ripley y publicó su columna en 17 diarios de su vasta red. La popularidad e influencia de la tira sería tal que Ripley causaría otro revuelo en 1929, publicando que "aunque usted no lo crea, Estados Unidos carece de himno!"... algo que impulsaría a historiadores y legisladores a revisar los documentos y forzando al presidente Herbert Hoover a decretar en 1931 que The Star-Spangled Banner sería el himno norteamericano.
La popularidad volvió millonario a Ripley. En los 30 lo suyo iba más allá de una tira cómica, con apariciones en la radio y la filmación de 26 cortos para la Warner Brothers. En 1932 ya tenía su propio museo, el Odditorium de Chicago, y el concepto sería copiado en Hollywood, Dallas, San Francisco, Cleveland y Nueva York. Y en 1948 llegaría a la televisión, aunque sólo rodaría 13 capítulos ya que la salud de Ripley venía complicada para ese momento. Sus continuos desmayos en el set eran síntoma de una afección cardíaca, la cual explotaría con un infarto fatal en 1949. Ripley tenía 58 años.
Pero a pesar de la muerte de su autor, la saga siguió siendo extremadamente popular y continuó activa hasta el día de hoy. En un momento la tira tuvo 80 millones de lectores. La saga sería más tarde adquirida por la Ripley Entertainment, la cual se dedicaría a expandir el universo del creador generando series de TV basadas en la premisa (como la recordada de 1982 - 1986, con Jack Palance como anfitrión, y la contempóranea de 2000 - 2003, conducida por Dean Cain), y abriendo 32 museos (Odditoriums) en todo el mundo, incluyendo Estados Unidos, Canadá, México, Gran Bretaña, Dinamarca, Australia, y algunos países de Asia.
- See more at: http://www.datacraft.com.ar/notas-robert-ripley.html#sthash.bnNMb5WQ.dpuf
Delirante, increíble, extravagante... muchas de las ocurrencias que figuran en la longeva serie Ripley´s Aunque Usted no lo Crea! parecen de mentira, pero son reales. Un compendio de los datos más curiosos del mundo, el cual ha probado ser popular a lo largo del tiempo. Pero, ¿cómo comenzó todo esto?
Robert LeRoy Ripley nació el 25 de diciembre de 1890. Para los 20 años se había convertido en dibujante y a los 28 ya se encontraba trabajando para el New York Globe, desarrollando una tira de historietas deportivas. El comic - llamado Champs and Chumps - trataba sobre curiosidades y anécdotas del deporte, aunque Ripley siempre le agregaba material no relacionado. Como la tira resultó ser bastante popular, Ripley la renombraría como Aunque Usted no lo Crea! en 1919, y en 1923 pasaría al New York Evening Post tras el cierre del Globe. Para ese entonces Ripley había contratado a un ayudante, Norbert Pearlroth, el cual se pasaba días enteros dentro de la biblioteca pública de Nueva York, buscando curiosidades para la tira diaria. Pearlroth sería el principal investigador de Ripley durante los siguientes 56 años.
Pero el pico de popularidad de Ripley vendría en 1927, poco después del histórico viaje a través del Atlántico que realizó Charles Lindbergh. En su columna Ripley publicó que Lindbergh era tan sólo la persona número 67 en hacer el viaje aéreo transatlántico, y la noticia desató la furia popular, llegando millones de cartas de protesta a la redacción del diario. El dato de Ripley era cierto: antes que Lindbergh, 32 personas habían cruzado el Atlántico en un dirigible inglés y otras 32 a bordo de un zeppelin alemán. Lo que sí, Lindbergh era el primero que lo había cruzado solo.
La repercusión de la anécdota de Lindbergh llamó la atención del magnate de los medios William Randolph Hearst - propietario, entre otras cosas, de la King Features Syndicate, la cual producía comics y otros materiales de entretenimiento sindicados a diarios de todo el mundo -, quien reclutó a Ripley y publicó su columna en 17 diarios de su vasta red. La popularidad e influencia de la tira sería tal que Ripley causaría otro revuelo en 1929, publicando que "aunque usted no lo crea, Estados Unidos carece de himno!"... algo que impulsaría a historiadores y legisladores a revisar los documentos y forzando al presidente Herbert Hoover a decretar en 1931 que The Star-Spangled Banner sería el himno norteamericano.
La popularidad volvió millonario a Ripley. En los 30 lo suyo iba más allá de una tira cómica, con apariciones en la radio y la filmación de 26 cortos para la Warner Brothers. En 1932 ya tenía su propio museo, el Odditorium de Chicago, y el concepto sería copiado en Hollywood, Dallas, San Francisco, Cleveland y Nueva York. Y en 1948 llegaría a la televisión, aunque sólo rodaría 13 capítulos ya que la salud de Ripley venía complicada para ese momento. Sus continuos desmayos en el set eran síntoma de una afección cardíaca, la cual explotaría con un infarto fatal en 1949. Ripley tenía 58 años.
Pero a pesar de la muerte de su autor, la saga siguió siendo extremadamente popular y continuó activa hasta el día de hoy. En un momento la tira tuvo 80 millones de lectores. La saga sería más tarde adquirida por la Ripley Entertainment, la cual se dedicaría a expandir el universo del creador generando series de TV basadas en la premisa (como la recordada de 1982 - 1986, con Jack Palance como anfitrión, y la contempóranea de 2000 - 2003, conducida por Dean Cain), y abriendo 32 museos (Odditoriums) en todo el mundo, incluyendo Estados Unidos, Canadá, México, Gran Bretaña, Dinamarca, Australia, y algunos países de Asia.
- See more at: http://www.datacraft.com.ar/notas-robert-ripley.html#sthash.bnNMb5WQ.dpuf
Delirante, increíble, extravagante... muchas de las ocurrencias que figuran en la longeva serie Ripley´s Aunque Usted no lo Crea! parecen de mentira, pero son reales. Un compendio de los datos más curiosos del mundo, el cual ha probado ser popular a lo largo del tiempo. Pero, ¿cómo comenzó todo esto?
Robert LeRoy Ripley nació el 25 de diciembre de 1890. Para los 20 años se había convertido en dibujante y a los 28 ya se encontraba trabajando para el New York Globe, desarrollando una tira de historietas deportivas. El comic - llamado Champs and Chumps - trataba sobre curiosidades y anécdotas del deporte, aunque Ripley siempre le agregaba material no relacionado. Como la tira resultó ser bastante popular, Ripley la renombraría como Aunque Usted no lo Crea! en 1919, y en 1923 pasaría al New York Evening Post tras el cierre del Globe. Para ese entonces Ripley había contratado a un ayudante, Norbert Pearlroth, el cual se pasaba días enteros dentro de la biblioteca pública de Nueva York, buscando curiosidades para la tira diaria. Pearlroth sería el principal investigador de Ripley durante los siguientes 56 años.
Pero el pico de popularidad de Ripley vendría en 1927, poco después del histórico viaje a través del Atlántico que realizó Charles Lindbergh. En su columna Ripley publicó que Lindbergh era tan sólo la persona número 67 en hacer el viaje aéreo transatlántico, y la noticia desató la furia popular, llegando millones de cartas de protesta a la redacción del diario. El dato de Ripley era cierto: antes que Lindbergh, 32 personas habían cruzado el Atlántico en un dirigible inglés y otras 32 a bordo de un zeppelin alemán. Lo que sí, Lindbergh era el primero que lo había cruzado solo.
La repercusión de la anécdota de Lindbergh llamó la atención del magnate de los medios William Randolph Hearst - propietario, entre otras cosas, de la King Features Syndicate, la cual producía comics y otros materiales de entretenimiento sindicados a diarios de todo el mundo -, quien reclutó a Ripley y publicó su columna en 17 diarios de su vasta red. La popularidad e influencia de la tira sería tal que Ripley causaría otro revuelo en 1929, publicando que "aunque usted no lo crea, Estados Unidos carece de himno!"... algo que impulsaría a historiadores y legisladores a revisar los documentos y forzando al presidente Herbert Hoover a decretar en 1931 que The Star-Spangled Banner sería el himno norteamericano.
La popularidad volvió millonario a Ripley. En los 30 lo suyo iba más allá de una tira cómica, con apariciones en la radio y la filmación de 26 cortos para la Warner Brothers. En 1932 ya tenía su propio museo, el Odditorium de Chicago, y el concepto sería copiado en Hollywood, Dallas, San Francisco, Cleveland y Nueva York. Y en 1948 llegaría a la televisión, aunque sólo rodaría 13 capítulos ya que la salud de Ripley venía complicada para ese momento. Sus continuos desmayos en el set eran síntoma de una afección cardíaca, la cual explotaría con un infarto fatal en 1949. Ripley tenía 58 años.
Pero a pesar de la muerte de su autor, la saga siguió siendo extremadamente popular y continuó activa hasta el día de hoy. En un momento la tira tuvo 80 millones de lectores. La saga sería más tarde adquirida por la Ripley Entertainment, la cual se dedicaría a expandir el universo del creador generando series de TV basadas en la premisa (como la recordada de 1982 - 1986, con Jack Palance como anfitrión, y la contempóranea de 2000 - 2003, conducida por Dean Cain), y abriendo 32 museos (Odditoriums) en todo el mundo, incluyendo Estados Unidos, Canadá, México, Gran Bretaña, Dinamarca, Australia, y algunos países de Asia.
- See more at: http://www.datacraft.com.ar/notas-robert-ripley.html#sthash.bnNMb5WQ.dpuf
Delirante, increíble, extravagante... muchas de las ocurrencias que figuran en la longeva serie Ripley´s Aunque Usted no lo Crea! parecen de mentira, pero son reales. Un compendio de los datos más curiosos del mundo, el cual ha probado ser popular a lo largo del tiempo. Pero, ¿cómo comenzó todo esto?
Robert LeRoy Ripley nació el 25 de diciembre de 1890. Para los 20 años se había convertido en dibujante y a los 28 ya se encontraba trabajando para el New York Globe, desarrollando una tira de historietas deportivas. El comic - llamado Champs and Chumps - trataba sobre curiosidades y anécdotas del deporte, aunque Ripley siempre le agregaba material no relacionado. Como la tira resultó ser bastante popular, Ripley la renombraría como Aunque Usted no lo Crea! en 1919, y en 1923 pasaría al New York Evening Post tras el cierre del Globe. Para ese entonces Ripley había contratado a un ayudante, Norbert Pearlroth, el cual se pasaba días enteros dentro de la biblioteca pública de Nueva York, buscando curiosidades para la tira diaria. Pearlroth sería el principal investigador de Ripley durante los siguientes 56 años.
Pero el pico de popularidad de Ripley vendría en 1927, poco después del histórico viaje a través del Atlántico que realizó Charles Lindbergh. En su columna Ripley publicó que Lindbergh era tan sólo la persona número 67 en hacer el viaje aéreo transatlántico, y la noticia desató la furia popular, llegando millones de cartas de protesta a la redacción del diario. El dato de Ripley era cierto: antes que Lindbergh, 32 personas habían cruzado el Atlántico en un dirigible inglés y otras 32 a bordo de un zeppelin alemán. Lo que sí, Lindbergh era el primero que lo había cruzado solo.
La repercusión de la anécdota de Lindbergh llamó la atención del magnate de los medios William Randolph Hearst - propietario, entre otras cosas, de la King Features Syndicate, la cual producía comics y otros materiales de entretenimiento sindicados a diarios de todo el mundo -, quien reclutó a Ripley y publicó su columna en 17 diarios de su vasta red. La popularidad e influencia de la tira sería tal que Ripley causaría otro revuelo en 1929, publicando que "aunque usted no lo crea, Estados Unidos carece de himno!"... algo que impulsaría a historiadores y legisladores a revisar los documentos y forzando al presidente Herbert Hoover a decretar en 1931 que The Star-Spangled Banner sería el himno norteamericano.
La popularidad volvió millonario a Ripley. En los 30 lo suyo iba más allá de una tira cómica, con apariciones en la radio y la filmación de 26 cortos para la Warner Brothers. En 1932 ya tenía su propio museo, el Odditorium de Chicago, y el concepto sería copiado en Hollywood, Dallas, San Francisco, Cleveland y Nueva York. Y en 1948 llegaría a la televisión, aunque sólo rodaría 13 capítulos ya que la salud de Ripley venía complicada para ese momento. Sus continuos desmayos en el set eran síntoma de una afección cardíaca, la cual explotaría con un infarto fatal en 1949. Ripley tenía 58 años.
Pero a pesar de la muerte de su autor, la saga siguió siendo extremadamente popular y continuó activa hasta el día de hoy. En un momento la tira tuvo 80 millones de lectores. La saga sería más tarde adquirida por la Ripley Entertainment, la cual se dedicaría a expandir el universo del creador generando series de TV basadas en la premisa (como la recordada de 1982 - 1986, con Jack Palance como anfitrión, y la contempóranea de 2000 - 2003, conducida por Dean Cain), y abriendo 32 museos (Odditoriums) en todo el mundo, incluyendo Estados Unidos, Canadá, México, Gran Bretaña, Dinamarca, Australia, y algunos países de Asia.
- See more at: http://www.datacraft.com.ar/notas-robert-ripley.html#sthash.bnNMb5WQ.dpuf

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada